¿Qué hacer cuando en un contrato una de las partes es menor de edad?

por | Civil

          Numerosos negocios tienen como protagonista a un menor de  edad, siendo el mismo una parte de la relación contractual que les vincula. ¿Pueden los menores de edad firmar válidamente un contrato?

         La respuesta es sí, pero con matices y una serie de normas y pasos que hay que seguir para que la relación contractual no tenga ningún vicio y no se cuestione la validez de la misma.

         En los supuestos en los que la relación contractual implica alguna intromisión en derechos fundamentales (que suelen ser los más habituales), como por ejemplo el uso de su imagen, será necesario el consentimiento de sus progenitores o tutores legales, y también su propio consentimiento puesto que se está ante derechos personalísimos.

         El consentimiento tanto de los progenitores o tutores como del menor de edad se tienen que manifestar por escrito para que quede constancia del mismo. Es importante también conocer que al estar vinculado a derechos propios de la persona, se va a poder revocar el consentimiento en cualquier momento, aunque ya esté vigente el contrato.

         Cuando los menores tienen más de 16 años la jurisprudencia admite que pueden consentir ellos mismos, sin necesidad de la autorización de sus progenitores o representantes legales. Incluso antes de esa edad podrán igualmente consentir ellos mismos, siempre que se estime que tienen la madurez suficiente.

         Otra cuestión que ha sido debatida jurisprudencialmente es la validez las clausulas penales que se añaden a los referidos contratos, que en muchos casos se pueden llegar a considerar abusivas debido precisamente a que se está ante un contrato con menores, especialmente protegidos.

         Lo fundamental, para evitar posibles problemas en un futuro sobre la validez del contrato en el que formen  parte menores de edad, será cumplir escrupulosamente con los requisitos establecidos por ley. De esta forma, nuestro contrato siempre será válido.

        Si tienes cualquier duda legal, puedes hacérnosla llegar totalmente sin compromiso, contactando directamente con nosotros en el 91 049 04 27, mediante email info@ferrerosagasta.com o inclusive de forma física solicitando Cita Previa en nuestro despacho situado en Madrid, Calle Hernani, Número 8, Primera Planta.

En Ferrero Sagasta Abogados hacemos fácil, lo más difícil.